verano-en-lana
    Quedarse o en su caso venir de vacaciones al Valle es una opción más que estupenda. Os lo dice alguien que acumula a montones recuerdos veraniegos aquí pasados. Algunos pensarán que donde esté una buena playa, un buen viaje… y por supuesto no lo voy a poner en duda, pero pasarlas en el valle de Lana es un plan con muchas alternativas para el disfrute, y para demostrarlo, os propongo poneros unas gafas y mirar el Valle “con ojos de turista”.

    Lo que más nos llama de él, la naturaleza. Tenemos  un montón de sitios para recorrer o hacer senderismo (que es como ahora se llama). Cada dos por tres salen publicados en revistas y libros rutas por el valle amén de las que conocen los terreños y que en muchas ocasiones como están aquí mismo ni vamos. Aquí van ideas;
    La subida a Arnaba por Gastiáin, es la reina de las rutas publicadas, parece imposible que haya ese corte entre las rocas y además con un paisaje lunar. Un poco más adelante, saliendo hacia Zúñiga, podemos hacer también el recorrido señalizado que hay a la Peña de la Gallina, uno de los cuatro Castros (poblados fortificados) que hay en el Valle.
    Si buscamos un poquito más de emoción nuestro plan será subir a las Cuevas de Lana, lo que aquí se conoce como la Cueva de los Moros, documentadas ya en el siglo XIII como uno de los enclaves de viglilancia que tenía la Corona de Navarra, emocionante y no fácil subida pero con unas vistas impresionantes.
    La sierra de Lokiz, gran desconocida y con tantas alternativas: llegar hasta la ermita de Santiago y tomar un buen almuerzo o merendola de txistorra en el fogón que allí hay y si nos apetece andar un poco más, acercarnos desde ella a la cueva de San Prudencio con vistas al valle de Allín.
    Otra opción por la sierra es cruzar desde nuestro Valle a los de Améscoa o Arana para lo que hay varias rutas. Podemos también acercarnos a otras ermitas, corrales, o cumbres con estupendas vistas. Hablando de vistas ¿alguna vez habéis estado en la Peña Vela? pues os aseguro que pocos sitios habrá desde el que se puedan divisar todos los pueblos de Améscoa.

    Cambiamos de chip, que si seguimos con senderismo no acabamos nunca. Ahora vamos con otros deportes, y ahí tenemos el renovado frontón de Galbarra utilizado además de para jugar a pelota para usos múltiples, y los más arriesgados contáis con el frontón de Viloria donde hoy día tiene ese juego más emoción por eso de que nunca se sabe hacia dónde saldrá la pelota.
    Para baloncesto, canastas dispersas por el valle también las hay, me viene ahora mismo a la memoria la de la plaza de Viloria pero seguro que habrá más.
    Si  lo que os gusta es el fútbol, ahí no tenemos tanta suerte, el futbolín de Galbarra está un poco abandonado desde hace unos años, pero todo es cuestión de ponerse a adecentarlo y volver a hacer unos partidos interpueblos como los de hace años donde el ambientazo estaba asegurado.
    ¿Y la natación? esos chapuzones en el Ega en la zona del puente de Acedo o del Pozo Redondo hasta los que nos podemos acercar en bicicleta. Aunque si no sois de los que os gusta que las chipas naden entre vosotros o que los cangrejos os puedan pinzar, las piscinas de Acedo o Ancín están a tiro de piedra y son otra opción, el caso es darse un baño.
    Para los amantes de la BTT esto es el paraiso, hace poco me comentaban que el entorno del Valle está entre los destinos de  marchas nocturnas que hacen muchos aficionados.
    Y si la hípica es lo vuestro o simplemente os apetece dar un paseo a caballo por aquí, que sepáis que también tenéis esa opción desde la cercana Hípica de Acedo, incluso os pueden organizar excursiones a medida.

    Aunque os parezca increible, hasta aquí se están acercando grupos para hacer recorridos por los pueblos y conocer nuestro patrimonio. Las iglesias conservan tesoros que nos son desconocidos y los retablos son obra de los mejores escultores de la época. La imagen de San Andrés en Viloria recuerda en muchos aspectos al Moises de Miguel Angel, y no lo digo yo, sino un estudio que hay sobre él, pero si queréis comprobarlo in situ, basta una visita. Si os acercáis a la de Galbarra, podréis ver  la portada del siglo XII con el arco y los capiteles decorados, en Gastiáin la imagen de la virgen de Zumadoya del siglo XIII… Ale…a ver quién es el guapo que conoce otra Virgen con ese nombre?. Y si queréis ver alguna  inscripción de época romana, lo aconsejable es acercarse al Museo de Navarra a ver las lápidas que se llevaron de la ermita de San Sebastián, pero si no queréis salir del Valle, basta con que os acerquéis hasta ella dónde aún hay en sus muros algunas inscripciones.
    Además de iglesias y ermitas, están los lavaderos restaurados, los castros, casas y escudos y demás rincones muchas veces preciosos ¿habéis visto en Narcué qué bien acondicionaron el entorno de la fuente de abajo?
    Pues a lo dicho, no nos vendría nada mal un recorrido cultural por el patrimonio ruso y seguro nos llevaremos más de una sorpresa.

    Además de eso, yo os propongo también una “ruta de cine. Algún motivo habrá para que el Valle haya sido escenario de cine y de publicidad ¿no?, así que dejo como idea si no los recordáis, volver a ver la peli e ir descubriendo y recorriendo esos rincones que sirvieron de escenario a “Tasio”  y que no se reducen solo al frontón.
    E hilando con ello, una recomendación muy especial, conocer ese oficio del que hoy todavía tenemos el honor de ser los últimos herederos, acercaros a Viloria y Gastiáin a ver cómo trabajan los carboneros, y como consejo hacerlo a las primeras o últimas horas del día que es cuando les veréis trabajar. Viene gente a verlos desde Sebastopol, así que somos privilegiados. Además, os llevaréis gratuitamente  el  ”eau de carbonere”, aroma profundo y duradero que os identificará allá dónde vayáis del que seréis la envidia de los vecinos.

    ¿Y que me decís de la oferta gastronómica? Verano es tiempo de cerezas, de ciruelas, de moras, de… y todo de la huerta. Los huevos de gallina, ya se que los comprados también lo son, pero no saben igual. Restaurantes no tenemos, ahí no llegamos, pero para qué nos hacen falta si las sociedades de los pueblos esta temporada están a pleno rendimiento y si no, ¿hay algo mejor que cenar en la calle a la fresca con los vecinos? El Heladero también es una cita obligada, y los más afortunados tendrán la ocasión de catar en esta época el mejor txakolí del Valle.

    Programa de actividades tampoco falta. En fiestas, Gastiáin y Galbarra se nos han pasado ya, pero en agosto  llegarán Viloria y Ulibarri con dos fines de semana para disfrutalos en grande. También en agosto tiene lugar “la Urbasada” (travesía desde el Valle a Urbasa) que organizan los vecinos de Galbarra y en el que todo el que quiera agregarse es bien recibido. Y en ese mes tiene lugar así mismo  ”la Gastiáin-Gastiáin”, iniciativa de los vecinos de este pueblo que van dando la vuelta al Valle por los caminos de parcelaria pasando por todos los pueblos donde se les va uniendo más personal, el final se celebra una estupenda merienda-cena con la que recuperar fuerzas.

    Buenoooo….se me olvidaba la vida nocturna…los corrillos de vecinos, las partidas de mus y brisca, el “bote-bote” y los “tres navíos en el mar” de los más pequeños, el cri-cri-cri, las salidas al caracol las noches de tormenta… y algo impagable, el mejor observatorio de estrellas que deja a la altura del zapato a todos los planetarios del mundo mundial.

    Puffff, acabo de releer y esto se extiende, así que paro. Me doy cuenta además por si nos sirve de consuelo que todo este plan ha sido barato barato…y que me dejo muchas muchas cosas que seguro están pasando por vuestra cabeza, así que aquí abajo de seguido tenéis vuestro espacio para compartirlas.
    Buen verano!

     

    Compártelo:

    16 Comentarios hasta ahora.

    1. silvia dice:

      Conchi,muy chulo el artículo. Veranear en la Rusia sigue siendo mi plan favorito. Y sigue siendo un orgullo ver a los visitantes boquiabiertos ante nuestro pequeño paraíso. Tienes razón en eso: poner todos los planes que aquí se puede hacer sería interminable. Pero sí voy a añadir algo: el paseo por el barranco de Arnaba y el recorrido andanddo hasta la ermita de Arquijas, disfrutando primero de la vista desde el puerto Apauza. También pasear de Galbarra a Viloria y refrescarse en la fuentilla… En fin, yo también lo dejo, que sería un no parar.

    2. Mariana dice:

      Que bonito Conchi, me he emocionado y todo, alguna cosilla que recuerdo: las cenas en el Txisme,la pesca de los cabezones en el pilón, las cabañas , los baños en los depositos de agua de Ulibarri y Gastiain… gracias por estos recuerdos y un beso.

      • Conchi Galdeano dice:

        Te veo quitando el miedo a las nuevas tecnologías. ¿Cómo podíamos caber tanta gente en el depósito de Ulibarri si hoy lo veo diminuto? allí aprendí yo a nadar. Además de los recuerdos, el verano sigue estando ahí, así que ¡a quemarlo!. Muchas gracias por dejar la notica,…y espero que no sea la última.

    3. lourdes ruiz dice:

      Gracias a personas como tu que aman el valle y hablan de el, yo ya estoy contando las horas para ir, este año no he podido ir todo lo que quisiera y no veas que nostalgia, yo cada vez que llego a las puertas del valle respiro hondo y digo ¡¡¡ este es mi sitio¡¡¡¡ Un abrazo y hasta pronto

      • Conchi Galdeano dice:

        Curioso que al planear las vacaciones, aunque tengamos otro destino, siempre reservamos unos días para pasarlos aquí. Nos veremos si no es antes, fijo que en fiestas. Un abrazo y gracias por el comentario.

    4. Edurne dice:

      Ainsss sin olvidar, esas noches viendo la osa mayor, las estrellas fugaces, pocos sitios habrá en los que se puedan ver tan bien como en el valle, esas cenas en la chopera, las cabañas en el monte, esas arriesgadas subidas por la ristria a San Antón, tantas y tantas cosas que guardamos con tanto cariño en nuestros recuerdos……

    5. Ana dice:

      Vaya Conchi, ahora que lo veo todo escrito, me doy más cuenta del regalo que tenemos con poder disfrutar del valle. Yo casi estoy haciendo ya las maletaaaaaas!!!!

      • Conchi Galdeano dice:

        Lo que menos apreciamos es lo que más cerca tenemos, y muchas veces son tesoros. Buen veranito Ana y gracias por dejar comentario.

    6. Juan Etxarri dice:

      A mi me toca confirmar, todo lo explicado como lugar de veraneo, y anadir “propiedades terapeuticas y rehabilitadoras” del valle y sus alrededores y hablo con motivos de peso ya contrastados.Saludos familia.

    7. Sergio dice:

      Todo precioso pero se olvida lo que para mi creo lo mejor ( mejorando lo presente). Ese aroma nada más entrar en el valle y sobre todo el aguaaaa ( inmejorable )

      • Conchi Galdeano dice:

        Muy cierto Sergio, mi olor especial es el de la tierra mojada tras una tormenta de verano, siempre me traslada al Valle. Gracias por el comentario y un saludo.

    8. Ricardo dice:

      Precioso artículo Conchi.
      Desde Ledesma un afectuoso saludo. Un día de estos te pediré que hagas de guía por ese bonito Valle.
      Ricardo

    Deja un comentario para Ricardo


    • AVISOS

    • RSS EN TIERRA ESTELLA

    • EL VALLE DE LANA

    • NOTICIAS POR MESES